operativa negativa

Una operativa negativa no es el fin del mundo

Todos, incluso los traders profesionales, podemos tener una operativa negativa en algún momento. ¿Eso significa el fin del mundo?.

Una operativa negativa no es el fin del mundo

No, ni mucho menos. Una operativa negativa no es el 100% de nuestro trabajo, es solo una ínfima parte de lo que hemos hecho y de lo que haremos en un futuro.

Antes de amargarte por eso piensa en todas aquellas que salieron positivas y compara para ver donde está el error.

Tus ganancias son la suma de todas las operativas que acumulas al día, semana, mes y año.

Porque el verdadero trabajo del trader es a largo plazo, nunca pienses en el corto porque no tiene sentido. Es como un agricultor que planta una semilla y espera al verano para recoger los frutos.

¿Qué hago para no caer en esa falsa desilusión?:

Primero y principal debes hacerte una gran pregunta, ¿has seguido tu plan de trading?. Porque esto es una parte muy importante para que las pérdidas no supongan un duro golpe. Si tu entraste al mercado bajo un plan concreto no hay nada de lo que arrepentirse, porque el mercado es como un ser vivo y puede que tu plan no haya resultado.

Ahora si abriste operaciones por abrir, ahí si deberías ocuparte (que no es lo mismo que preocuparse). Si tu operativa no sigue un plan concreto significa que no has entendido nada de los mercados financieros. No hay ningún trader profesional que no siga un plan.

Segundo, ¿has invertido de más intentando recuperar lo perdido?. Grave error si has hecho eso. Las pérdidas no se recuperan por una operación positiva sino por la rentabilidad que consigues.

Tercero, ¿piensas que las ganancias se consiguen con una seguidilla de operaciones positivas?. Grave error otra vez, os repetimos: la rentabilidad es la clave de un trading exitoso.

Cuarto, ¿creéis que el trading es como el casino?. Pésima visión. No os creáis el cuento de los chiringuitos financieros que os dicen que puedes invertir poco y ganar mucho. Un broker responsable te hablará del riesgo en los mercados financieros, que no es apto para todos.

Quinto, ¿has invertido el dinero que era para otro asunto?. Un error de muchos novatos que no han oído hablar de la gestión del capital. Primero nunca inviertas más del 1% en cada operativa y segundo, no utilices dinero extra. Aparte el capital para tu operativa y distribúyelo correctamente.

Ocúpate, no te preocupes:

Ahora, si veis que vuestra operativa está generando mayores pérdidas que ganancias significa que hay algo que está mal en vuestro plan de trading. No es para preocuparse, es para ocuparse. Los continuos resultados negativos no significan que debéis abandonar vuestra carrera como trader, es una oportunidad para demostrar que podéis mejorar y alcanzar vuestra rentabilidad. Nadie dijo que el camino del trader está hecho de rosas. Repasa todo lo hecho, analiza los resultados, descubre y entiende que es lo que está pasando y ponte a trabajar en ello.