La flotación de acciones hace referencia al número de acciones que se encuentran a disposición para los inversores en el mercado abierto.

¿Qué es la flotación de acciones?

Nos referimos a flotación de acciones al número de acciones que se encuentran a disposición para los inversores en el mercado abierto tras haber sido contabilizadas las tenencias de personas con información privilegiada, como ejecutivos de la empresa, directores y otros grandes accionistas. Estas flotaciones puede ser bajas, medias o altas. Repercutiendo en la volatilidad de las mismas.

El tamaño puede verse afectado por recompras de acciones y desdoblamientos, así como por desdoblamientos inversos de acciones.

¿Por qué se realiza la flotación de acciones?

La flotación de acciones se realiza al momento de que una empresa empiece a cotizar en bolsa. Una parte se pone a disposición de los inversores institucionales y minoristas. El resto se designa a los directivos de la empresa para ser repartidas en paquetes de compensación, en lugar de una nómina mensual. Incluso estas pueden estar sujetas a bloqueos temporales para evitar el uso de información privilegiada.

La fórmula es la siguiente:

  • Flotación de acciones = número total de acciones de la empresa – acciones en manos de personas con información privilegiada (como ejecutivos de la empresa, directores y otros grandes accionistas)

¿Qué tipos existen?

Como decíamos al principio existen tres tipos:

  • Baja: Cuando se pone a disposición una cifra inferior a 10 millones de acciones, siendo estas mucho más volátiles. Incluso el spread entre el precio de compra y venta suele ser más amplio
  • Media: El rango se sitúa entre 10 y 100 millones de acciones disponibles para el público. Al haber una mayor cantidad, la volatilidad suele ser menor. Aunque son propensos a una fuerte volatilidad
  • Alta: En este tercer caso hay más de 100 millones de acciones en circulación. Incluso pueden ser miles de millones. Estos suelen ser de grandes empresas y son escogidas para una inversión a largo plazo debido a su baja volatilidad

flotación de acciones

¿Cómo operar con una estrategia intradía?

La flotación de acciones la podemos utilizar para plantear dos estrategias de trading intradia:

  • Volumen relativo (RVOL): El RVOL compara el volumen actual de operaciones de un valor con su volumen de operaciones en un periodo anterior, lo que ayuda a evaluar su popularidad. Las acciones con un RVOL alto y una flotación baja son probablemente más volátiles y suelen presentar oportunidades para los operadores intradía
  • Noticias: La reacción del mercado ante resultados financieros y datos macroeconómicos puede ser utilizado para anticipar movimientos futuros

¿Cuáles son las ventajas y desventajas?

Las ventajas son las siguientes:

  • Aumenta la liquidez en las acciones
  • Mientras mayores acciones hayan, menor volatilidad tendrán
  • Mayor confianza de los inversores

Las desventajas son:

  • Hay menor control en una alta flotación
  • Una flotación alta puede reducir el valor de una acción
  • Una alta flotación puede conllevar una adquisición hostil
  • Hay riesgos de información privilegiada que puedan ser usados en detrimento de los pequeños inversores
Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp