Se dice que el cerebro humano es un 70% de agua. ¿Pero que pasa cuando hablamos de trading? El trading es un 90% de psicología.

El trading es 90% de psicología

En nuestra mente se libra una de las más grandes batallas de todos los tiempos. Porque conoce todas nuestras debilidades, por ello es que se dice en el trading es 90% de psicología. Porque nuestra mente puede llevarnos por muchos lados, pero debemos seleccionar el correcto.

Nuestra mente ocupa el 90% de decisiones

Pongamos como ejemplo cuando decidimos empezar nuestro camino en el trading. Realizamos un curso de análisis técnico y decidimos ponerlo en práctica en forex. No nos va muy bien operando en ello y optamos por cambiar hacia otro mercado, por ej. las materias primas. Esta dinámica se puede repetir varias veces y ser como un ciclo de prueba error.

Esta dinámica es un 90% de psicología. ¿Pero por qué decimos esto? Porque no nos damos la oportunidad de seguir intentando. Ni bien nos sale mal algo decidimos cambiar por algo distinto con la esperanza de que haya un cambio positivo pero ese no es el camino.

¿Cómo controlar ese 90% de psicología?

El verdadero obstáculo a vencer no es el mercado sino nuestra mente. Ya que ella siempre actuará en búsqueda de la supervivencia porque para ello esta hecha. Entonces ni bien encuentra un obstáculo busca la forma de salir indemne del mismo. Por ello es que puede pasar lo que os mencionábamos anteriormente, cambiar una y otra vez.

Para controlar este 90% de decisiones debemos entrenar nuestra mente para desactivar el instinto de supervivencia inherente al miedo a perder nuestro dinero. Controlar nuestra mente requiere del mismo esfuerzo y dedicación que al momento de aprender análisis técnico o fundamental.

Controla tu mente con estos pasos

Para controlar ese 90% de decisiones que os pueden llevar al fracaso podéis seguir estos pasos:

Con estas simples premisas puedes emprender en los mercados financieros evitando que ese 90% de psicologia se interponga en tu camino.

Balancea tu trabajo como trader

Ahora establece un cronograma de actividades que te permitan tomarte un tiempo para operar y otro para analizar cuales han sido los motivos por lo que has ejecutado las operaciones. Encuentra un punto en común de lo hecho durante el día y si esto ha sido racional o se ha visto influenciado por factores emocionales

Aprende a diferenciar y poner alertar en aquellas situaciones en donde tu trading aplico ese 90% de psicología a tu favor o en tu contra. Anótalo con lápiz y papel, pégalo a un costado del monitor y tenlo presente cada vez que tomes alguna decisión. De esta forma le dejarás a tu cerebro como un recordatorio para que cambie inmediatamente la dirección.

Nuestra mente puede manejarnos, pero nosotros podemos domarla para que actúe a nuestro favor y no en nuestra contra.

¿Y tu ocupas el debido tiempo a analizar si tus emociones afectaron tu operativa? Deja tu comentario al pie del artículo, te leemos.

Un comentario

Los comentarios están cerrados.