¿Qué es el ratio de tesorería?

Seguramente la palabra tesorería te será familiar si sueles invertir en valor y realizar análisis fundamentales. Con el ratio de tesorería tendrás más clara la capacidad monetaria de una empresa al corto plazo.

¿Qué es el ratio de tesorería?

Una empresa que cuenta con una gran liquides puede afrontar con facilidad cualquier tipo de deuda que tenga en el corto plazo, ya que son los próximos pagos que debe realizar para no atrasarse. El ratio de tesorería nos permite conocer los niveles de liquides valiéndose de tres aspectos fundamentales.

¿Cómo se calcula este ratio?

Como cualquier otro ratio, se vale de un simple cálculo:

  • Activos disponibles + Activos realizables % Pasivo corriente

El resultado se expresa en número de veces. Por ej. si nos da 1.5x significa que pude pagar sus obligaciones 1 vez y media.

¿Qué significa cada componente?

Luego de saber su fórmula del ratio de tesorería, toca explayarse en cuada uno de sus partes:

  • Disponible: Partida de caja, cuentas corrientes, depósitos
  • Realizable: Clientes, deudores, inversiones financieras a corto plazo, como fondos de inversión monetarios, etc. Partidas pendientes de cobro en el corto plazo y que pueden convertirse rápidamente en dinero
  • Pasivo corriente: Proveedores, acreedores, deuda financiera a corto plazo, etc. Obligaciones de pago que vencen en un plazo inferior a un año

¿Cómo interpretar el ratio de tesorería?

Independientemente del resultado que nos de la fórmula, el punto de inflexión se encuentra en 1 y si se dirige en positivo o negativo:

  • Igual a 1: La empresa es capaz de afrontar sus obligaciones de pago inmediatas.
  • > 1: Tiene capacidad para afrontar sus pagos inmediatos, pero cuando este ratio es ampliamente superior a 1, se podría interpretar que la compañía tiene recursos ociosos o no encuentra proyectos rentables en los que invertir en ese momento.
  • < 1: La empresa no es capaz de afrontar sus obligaciones de corto plazo. Tendría que salir a buscar financiación externa o reforzar su capital a través de una ampliación

¿Por qué una empresa debe tener una adecuada gestión de liquides?

Primero y principal para evitar de un estrangulamiento financiero. Crisis como la de 2018 y la actual demuestran las consecuencias de no llevar una adecuada gestión de liquides. Una buena gestión debe prever 6 meses de flujo de caja con cobros y pagos.

Por ello es importante que tenga en cuenta estos tres aspectos:

  • Gestión del dinero circulante: Administrar inventarios, existencias y clientes, ajustando todo lo posible los plazos con estos últimos y prever impagos puntuales
  • Optimizar los recursos financieros: Nunca debe descartarse la posibilidad de que ocurran déficits puntuales que deban ser financiados de manera externa
  • Invertir recursos en reforzar el control financiero: Poseer herramientas que permitan proporcionar información anticipada de la evolución de la caja

Conociendo el ratio de tesorería podremos saber con un simple dato si la empresa se encuentra en estado de salud económico óptimo o tendría problemas para obtener los recursos necesarios en el corto plazo.

¿Y tú ya habías utilizado este ratio de tesorería en tu análisis? Deja tu experiencia en los comentarios, te leemos.

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp