La criptoeconomía trata de resolver los problemas de coordinación de los participantes en ecosistemas digitales mediante incentivos criptográficos y económicos.

¿Qué es la criptoeconomía?

Podríamos definir a la criptoeconomía como un área de las ciencias informáticas que trata de resolver los problemas de coordinación de los participantes en ecosistemas digitales, mediante incentivos criptográficos y económicos.

La función de los mineros es confirmar todas las operaciones que se vayan realizando sobre el blockchain para brindar seguridad mediante el algoritmo de consenso y obtener compensaciones económicas mediante tokens.

La criptoeconomía es una mezcla de teoría de juegos, diseño de mecanismos, matemáticas y otras metodologías del área de la economía. Su principal objetivo es comprender cómo financiar, diseñar, desarrollar y facilitar las operaciones de las redes descentralizadas.

Bitcoin, el inicio de todo

La creación de Bitcoin es el puntapié inicial de la criptoeconomía mediante una red de transferencia de valor que verifique de forma precisa las transferencias, que sea inmutable y resistente a la censura.

Esto se logra gracias al minado con el que se validan los bloques de transacciones a través del algoritmo de consenso. En el cual uno de los mineros se lleva la recompensa al resolver un problema matemático basado en el algoritmo hash criptográfico. Estos se emplean para ligar cada bloque con el siguiente para crear un registro de las transacciones aprobadas, el llamado blockchain.

Además, una de las reglas de consenso que las transacciones deben respetar es que un Bitcoin solamente puede ser gastado si una firma digital válida es generada a partir de una clave privada.

criptoeconomía

El algoritmo de consenso

El algoritmo de consenso es el que brinda seguridad al blockchain ya que todos los mineros deben estar de acuerdo en la transacción. Pero solo uno se lleva la recompensa. Consultando el blockchain todos dan el ok y se aprueba la transacción, permitiendo el envío criptomonedas a una wallet a la de otra persona mediante las claves públicas y privadas.

Existe una posibilidad de hackeo pero para ello precisan controlar el 51% de la red, pero esto es imposible ante el tremendo gasto económico y energético que necesitarían para lograrlo.

La relación entre los mineros y el blockchain es lo que da seguridad al resto y a la red.

¿Qué es el círculo criptoeconómico?

Aunque hablamos de dos partes para la operativa en el blockchain, lo cierto es que existe un círculo criptoeconómico en esta criptoeconomía que consta de los mineros (oferta), usuarios (demanda) e inversores (capital):

  • La relación minero-usuario donde los mineros son compensados por su trabajo a través de los tokens utilizados por sus usuarios
  • El papel del inversor es doble: proporcionar liquidez para que los mineros vendan su token y capitalizar la red al respaldar el precio de los tokens que están por encima del de los mineros

Esto también divide a los inversores en dos roles:

  • Traders: inversores a corto plazo
  • Holders: inversores a largo plazo

Los primeros crean liquidez para el token para que los mineros puedan vender sus tokens y cubrir los costos operativos. Mientras que los holders capitalizan la red para el crecimiento al apoyar los precios.

La relación minero-trader es una relación directa, mientras que mineros-holders es indirecta.

Esto significa que cada una de las partes depende de la otra para sus objetivos. Esto crea una red robusta y segura. Además el cumplimiento de las reglas incentiva al buen comportamiento de las partes dentro de la criptoeconomía.

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp