¿Cuál es la diferencia entre criptomonedas y dinero fiat?

Llevamos décadas manejando el dinero tradicional para realizar cualquier tipo de transacción, hasta que llegaron las monedas digitales. ¿En qué se diferencian las criptomonedas y dinero fiat?

¿Cuál es la diferencia entre criptomonedas y dinero fiat?

Aunque parece algo obvio y que muchos sepan, quizás haya algunos que no terminan de entender la diferencia entre criptomonedas y dinero fiat. No se trata solo de un nuevo método de pago sino todo lo que trae consigo el cambio a nivel financiero alrededor del mundo. Países dominados por una moneda única que es intercambiada por otras y manejada por un gran ente emisor y regulador. Hasta que las criptomonedas dieron un giro inesperado  y disruptivo en el sector.

¿Qué es el dinero fiat?

El dinero fiat es una moneda de curso legal que impone un país mediante su banco central como el dólar o el euro. Esta está sujeta a las disposiciones de su ente emisor con respecto a su valor, cantidad en circulación, apreciación y depreciación ante otras monedas, etc. Son emitidas en papel y monedas con sus respectivas medidas de seguridad.

No es libre, sino su emisión depende de lo que disponga el banco central. Afectando los niveles de inflación de su valor como podemos ver en países sub desarrollados. Así como imponer los tipos de interés con los que se manejen  los préstamos, como es el caso actual del Banco Central Europeo, dejando los mismos en cero.

Su denominación y valor puede cambiar arbitrariamente, incluso por encima de los gobiernos.

Además son modelos monetarios inflacionarios, por lo que con el tiempo van perdiendo poder adquisitivo y valor.

¿Qué son las criptomonedas?

Las criptomonedas vienen a dar un giro inesperado en el sector a ofrecer un sistema financiero descentralizado donde la emisión de las monedas no depende de una entidad emisora, sino del uso y valor que le den los usuarios a las criptomonedas.

El intercambio se realiza de usuario a usuario mediante billeteras digitales o wallets, los cuales son gestionados por los mineros que reciben una recompensa por minar las monedas a través de un método de consenso como la “prueba de trabajo”.

Cualquier usuario puede acceder a las mismas mediante una dirección o wallett en la cual cargar e intercambiar por bienes o servicios en los lugares donde sea aceptado. También pueden dirigirse hacia un Exchange donde intercambiar por otras criptomonedas o dinero fiat.

Su emisión puede ser limitada o ilimitada según el caso, siendo el primero el mejor modelo para prevalecer el valor.

Las transacciones son anónimas al no requerir datos personales para la adquisición de los mismos. Aunque las direcciones del emisor y receptor quedan registradas dentro del blockchain, pudiendo ser rastreados fácilmente.

Las wallets poseen una clave pública y privada que son necesarias para realizar todo tipo de transacción. La pérdida supone una pérdida total del capital.

Es un sistema monetario abierto a todo el mundo desde cualquier dispositivo móvil u ordenador sin ningún tipo de requisito como podríais necesitar para la apertura de una cuenta corriente en cualquier banco.

A diferencia del dinero fiat que adquiere su valor nominal entero, las criptomonedas pueden ser adquiridas por fracciones.

Es un sistema totalmente libre y su valor dependerá prácticamente de la percepción de los usuarios.

¿Cuál de los dos modelos es mejor?

Es difícil decirlo, ya que el primero está ampliamente aceptado y el segundo aún está en proceso de aceptación.

No obstante, las criptomonedas son el modelo del futuro en un mundo que cada vez más desconfía del dinero emitido por bancos centrales y busca una alternativa que le permita subsistir y guardar valor sin los riesgos inherentes a las decisiones arbitrarias de su entidad emisora.

Todavía quedan muchos años para que ambos subsistan, hasta que uno prevalezca sobre el otro.

¿Y tú manejas las criptomonedas y dinero fiat asiduamente? ¿Con cuál te sientes más cómodo? Cuéntanos tu experiencia en los cometarios, te leemos.

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn
Compartir en whatsapp
WhatsApp