Una de las estrategias más simples en el trading es operar con una media móvil simple. Una línea para saber hacia donde va el mercado.

Operando con la media móvil simple: sigue la tendencia

¿Pero qué es esa línea que nuestra plataforma nos traza sobre el gráfico?. Una media móvil simple es un valor calculado de manera continua de la media aritmética del precio durante un período de tiempo específico. Por ejemplo, podríamos hablar de una media móvil de 200 periodos: es la suma de cada uno de esos 200 precios de cierre y luego divido por 200. Este valor se calcula día a día, descartando los precios más antiguos.

Este indicador suaviza las fluctuaciones del precio, centrándose más en el largo plazo que en los distintos pequeños giros del precio. Por ello nos permite ver la tendencia a largo plazo.

Tres escenarios posibles con la media móvil simple

Analizando el gráfico con esta herramienta podemos situarnos en tres escenarios:

 

media móvil simple

Rebote o ruptura

Otro dato que debéis tener en cuenta es si el precio rompe, al alza o a la baja, a la media móvil simple:

Lo que también nos puede servir para establecer soportes o resistencias en ciertos momentos donde el precio se posa o rompe a la misma.

 

Configuraciones

La media móvil simple podemos configurarla de las siguientes formas y según nuestro propósito:

Muchos trader suelen aplicar 3 medias móviles sobre el gráfico:

Por ejemplo, si observáis nuestros análisis del Dow y Dax utilizamos dos medias móviles, una de 50 y otra de 200.

La cantidad dependerá de que tan útil te sea en tu análisis, pero nunca superes más de tres. Ya que llenaréis el gráfico de líneas y no le encontraréis utilidad.

¿Cómo operar con ellas?

La estrategia básica con la media móvil simple es muy simple:

Cuando se forma una nueva tendencia, siempre veremos que el precio se está separando del promedio móvil de estas maneras. Sin embargo, este es un método bastante rudimentario.

Debes tener en cuenta que el precio a menudo pasará por encima de la media móvil sin que se forme una tendencia posterior.

Operando con una, dos o tres

Cómo habíamos dicho antes, podemos agregar más de una media móvil simple y esto nos ofrece tres tipos de estrategias.

Cruce del precio y una media móvil:

Señal de compra cuando el precio cruza la media móvil simple desde abajo hacia arriba. Si el precio se mantiene por encima de la SMA significa una tendencia alcista. A la venta si el escenario es bajista.

Cruce de dos medias móviles:

Cuando la media móvil simple más rápida (la de menor periodo) cruza por encima de la más lenta (la de mayor periodo), daría una señal de compra. Cuando la media móvil simple más rápida cruza por debajo de la más lenta, daría una señal de venta.

Cruce de tres medias móviles:

Esta regla contempla la media móvil más lenta (la de mayor periodo) como un filtro de tendencia. Es decir, solo se aconseja operar si las dos medias más rápidas están por encima de la mencionada:

Con estos tres ejemplos tenéis más que suficiente para poner a prueba esta estrategia en vuestra operativa. Pero recordad siempre de acompañar esto con algún otro indicador.

 

2 comentarios

Los comentarios están cerrados.