La tecnología blockchain trajo la idea de la descentralización en los pagos. Esto se ha extendido a todo lo relacionado a las finanzas con las DeFi o Finanzas Descentralizadas.

¿Qué son las DeFi o Finanzas Descentralizadas?

Las DeFi o Finanzas Descentralizadas son el siguiente paso en lo que se refiere a la descentralización de la economía. Gracias a la tecnología que ofrecen los smart contracts se pueden automatizar todo tipo de transacciones financieras, eliminando cualquier tipo de intermediario en el camino. ¿Pero qué son concretamente?

Según la web DeFi Pulse, las DeFi se inician en 2017 con un valor total bloqueado o TVL de solo 4 dólares. Ya el 11 de septiembre se habían bloqueado 1 millón de dólares. Habían aparecido proyectos como MarkerDAO, DAI o ETHLend (AAVE). A finales de ese año ya se habían bloqueado 45 millones de dólares.

El 2018 fue un año bajista para las criptomonedas y muchos buscaron refugio en el hodling o mantener fuera del mercado sus tenencias. Pero vieron en las DeFi una oportunidad de inversión e invirtieron en el sector, bloqueando en junio de ese año 150 millones de dólares. En diciembre alcanzaron los 295 millones de dólares en un sinfín de proyectos.

La llegada del boom de las ICO

Con la recuperación del mercado de criptomonedas en 2019 llegó el llamado boom de las ICO y en junio aumentó el TVL a 570 millones de dólares. Las plataformas de lending, los pool de liquidés y los Exchanges descentralizados o DEX ganaron tracción ya que veían en las DeFi un futuro prometedor.

A finales de 2019 el TVL llegó a 690 millones de dólares y a principios de 2020, con la pandemia en curso, alcanzó los  1.02 mil millones de dólares. Pero a principios de marzo se redujo a la mitad. Aunque doce días después comenzó una tendencia alcista que volvió a impulsar al mercado. En octubre de 2020 llegó a los 11 mil millones de dólares.

¿Cuáles son las oportunidades en el sector DeFi?

Las DeFi llegaron con la propuesta de acercar herramientas financieras a todos sin mayores dificultades, de forma abierta y descentralizada. Hasta ahí todo se ha cumplido y hoy en día las criptomonedas se pueden utilizar más que para hacer hodl. Lo que trae nuevas oportunidades y aumenta el  valor de las mismas.

El valor de Bitcoin y Ethereum ha fluido al compás del boom de las DeFi.

Además que son una excelente oportunidad para impulsar la tecnología blockchain más allá de sus funciones iniciales.

defi

¿Cuáles son sus riesgos?

Este creciente interés también ha sido el nicho para múltiples estafas en torno a esta prometedora tecnología financiera.

Los hackers han aprovechado las vulnerabilidades de los smart contract, blockchains o librerías vistiéndose bajo el amparo de ser revolucionarios del DeFi para atrapar a los incautos.

Pero no es solo el riesgo de los malhechores digitales, sino también de que estamos ante una nueva tecnología experimental y que puede fallar.

¿Qué son las ponzinomics?

Los DeFi suelen ser considerados como un esquema ponzi o ponzinomics. Ya que utilizan ciertas estrategias económicas que son aplicadas en el mencionado esquema. Esto ha despertado preocupación en el sector que ve proliferar estas prácticas en el sector.

Vitalik Buterin, fundador de Ethereum, se ha expresado al respecto. La falta de transparencia de algunos protocolos, el crecimiento desmesurado de su valor, otorgar tasas de interés de hasta 90% anuales (y algunas hasta de 4.000.000 % anuales), y recompensas por amasar fortuna en dichos protocolos son señales de alertas de este tipo de estrategias que ha destacado Buterin.

Incluso muchos ven en el liquidity mining una posible ponzinomics, ya que los tokens que se reciben no tienen utilidad alguna más allá de la plataforma y su valor es meramente especulativo.