zona de confort

¿Por qué es necesario salir de nuestra zona de confort?

La zona de confort es un lugar muy placentero y nadie quiere salir de allí por el riesgo que supone enfrentarnos a lo desconocido. Por eso es importante salir de allí para avanzar aún más en los mercados.

¿Por qué es necesario salir de nuestra zona de confort?

La zona de confort es como nuestro mejor amigo. Podemos confiar en el porque nunca nos va a fallar. Siempre va a cumplir con nuestras expectativas y lo vamos a poder encontrar en el mismo lugar siempre. Y esto nos puede pasar en cualquier ámbito de la vida pero no es sano quedarnos allí porque nada nuevo ocurrirá si hacemos lo mismo siempre. Esto también pasa en el trading cuando te acostumbras a una metodología o instrumento financiero.

La comodidad no es buena consejera

La zona de confort nos hace sentir confiados, podemos con todo y contra todo. No hay nada que pueda herirnos ni hacernos perder dinero. Entonces encontramos un activo en cual operamos constantemente desde hace meses porque nos va muy bien, que tampoco está mal hacerlo. El tema es que la comodidad va a hacer que perdamos nuevas oportunidades de inversión y ganemos siempre lo mismo.

La zona de confort no siempre es una zona de ganancias

En este proceso de comodidad tendremos subidas y bajadas constantemente. Pero nos recuperamos tan pronto que incluso nos hace creer que a la larga ganaremos mucho dinero. Y esto no es así porque unas de las principales virtudes de un inversor es saber diversificar. Si tu operas constantemente en un activo por el simple hecho de que siempre te va bien nunca vas a poder ir más allá.

Esto termina dejándonos a margen del éxito, por ende terminaremos en un circulo vicioso del cual será difícil salir si nos dejamos atrapar en esa vorágine de comodidad que representa nuestra zona de confort.

¿Fueron realmente tan buenos los resultados pasados?

En este circuito de comodidad no vemos más allá de lo que tenemos enfrente, como los caballos al ir por la calle que les tapan el costado de los ojos para no ver a los costados sino siempre al frente. Que hemos ganado en el pasado si, ¿pero qué tan buenos han sido los resultados? ¿Realmente nos conviene seguir invirtiendo en el mismo activo una y otra vez por miedo a lo que puede suceder si escogemos otro?

Así os daréis cuenta de que la zona de confort solo los está limitando, si da seguridad en cierto modo pero el precio que pagamos a largo plazo es muy alto. Los mercados financieros están llenos de posibilidades, pero si solo operamos en un activo estas se reducen drásticamente. Lo que conlleva a que el potencial que llevamos dentro nunca pueda brillar.

Escapa de la zona de confort

Después de haber leído estos, ¿vais a querer seguir permaneciendo en el mismo lugar? Imagino que no. Con esto no queremos decir que vayas a lo tonto a operar en cualquier lado, sino que busques nuevas alternativas de inversión. Evalúa aquellos activos financieros similares al que estás operando. Por ej. si operas únicamente en EURUSD prueba con otro par. Si haces trading en el Ibex 35, examina que está pasando en el Dax 30. Eso si, ve con calma. Ten en cuenta que cada activo tiene sus particularidades, por lo que debes analizar debidamente antes de abrir cualquier operación.

Para mayor seguridad, puedes empezar a operar en demo hasta que ganes confianza y así no sientes la presión que tu cabeza va a ejercer en el momento en que dejes tu zona de confort. Recuerda, a mayor diversificación mayores ganancias. ¿Y tu te has puesto a prueba saliendo de tu zona de confort? Déjanos tu experiencia en los comentarios, te leemos.

Leave A Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *