las ganancias

¿Cómo no cortar las ganancias de tu operativa?

Cortar las ganancias suele ser uno de los grandes defectos que puede tener un trader, pero puede aprender a evitarlo.

¿Cómo no cortar las ganancias de tu operativa?

El dicho dice “más vale pájaro en mano, que cien volando”. No vamos a decir que no es cierto, muchas veces conviene asegurar las ganancias que tenemos que aquellas que todavía no hemos conseguido. Imaginaos una persona adicta al juego, no conoce límites. Pone todo lo que tiene, y no tiene, en manos del azar. La suerte no siempre estará de su lado, pero si sabemos que bien no va a terminar en la mayoría de los casos.

Si le hablamos a una persona con este problema sobre no cortar las ganancias seguramente estará de acuerdo. ¡Pone todo en juego!…

¿Qué pasa cuando hablamos de beneficios en el trading?

Pero cuando hablamos sobre esto en el trading, las ganancias cambian rotundamente.

Cuando hablamos de no cortar ganancias nos referimos a aquellas posiciones abiertas que todavía puede redituar en beneficios y, sin embargo, las cerramos. Sería como un inversor al largo plazo que construye y cierra carteras de inversión todos los meses. Es una pérdida de tiempo y dinero. Además que un inversor a largo plazo ve las ganancias en el largo plazo.

¿Cuáles son los factores que nos conducen a cortar las ganancias?

¿Pero que nos lleva a esto? Bueno son varios los factores que minimizan nuestros beneficios y están arraigados a aspectos netamente psicológicos en muchos casos. Vamos a por ello.

El miedo:

El miedo a perder las ganancias lleva a un trader a cometer muchos errores, sobre operar para recuperar o cerrar todas las posiciones por miedo a perder más dinero.

Las emociones nunca han sido buenas consejeras, lo único que os puede salvar de esto es tener un plan de trading. Si vosotros tenéis uno, el camino estará asegurado. Es más, en ese plan podéis establecer todos los tipos de escenarios posibles y actuar en consecuencia. Es decir que si vuestra operativa todavía puede dar mayores resultados pese a alguna que otra corrección, mantenerla abierta será la mejor opción. Siempre con su debido stop loss.

Falta de un plan de trading:

Esto nos da paso al siguiente punto, la falta de un plan. Si vais a por los mercados sin ton ni son seguramente perderás dinero. Por lo que en cuanto tengas una pequeña ganancia querrás cerrar inmediatamente y perderás una gran oportunidad por no tener un recorrido que seguir.

Recuerda que un plan de trading es vuestra mejor herramienta para maximizar las ganancias y minimizar las pérdidas. Estás últimas nunca deben ser un motivo para salir del mercado. Ya sabéis que tenéis un 50% de posibilidades de ganar y un 50% de perder.

No tener un objetivo:

Otro motivo importante es no tener una meta. Si no os fijáis un objetivo probablemente ante el primer tropiezo que encontréis saldréis corriendo. Si eres nuevo debes marcarte un objetivo acorde a tus capacidades. Recuerda que no es lo mismo un trader experimentado que alguien que recién empieza. Esto no quiere decir que no vayáis a por más sino que siempre trabajéis en base a vuestros conocimiento y nunca por encima del mismo.

Tu objetivo principal debe ser siempre la rentabilidad a largo plazo, esta se construye a lo largo de pequeños triunfos y algún que otro tropiezo. Así que no os desaniméis ni cerréis operaciones antes de tiempo.

Dejad de lado tus miedos, arma tu plan de trading, pon un objetivo claro y realista. De esta manera, vuestras ganancias estarán aseguradas. Aunque haya pérdidas en el camino.

¿Y tu has cortado los beneficios por miedo a perderlos? ¿Qué crees que te llevó a esa decisión? Déjalo en los comentarios, te leemos.

Leave A Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *