worm-s-eye-view-architectural-photography-of-high-rise-233698

Empresas cotizadas: ¿cómo analizar los ratios fundamentales?

sInvertir en empresas cotizadas es algo habitual para cualquier inversor. Pero antes de invertir debemos conocer sus aspectos fundamentales, así como el análisis técnico para comprender el panorama completo.

Empresas cotizadas: ¿cómo analizar los ratios fundamentales?

Las empresas cotizadas, así como las que no están cotizando, se ven impactadas por ratios fundamentales externos (estado general de la economía) e interno (salud de sus finanzas). Por ello, debemos analizar estos ratios para poder fundamentar nuestra tesis de inversión.

¿Qué ratios debo analizar en las empresas cotizadas?:

Los ratios a analizar en las empresas cotizadas son varios, vamos a explicarlos uno por uno y dividirlos en tres bloques.

Ratios fundamentales externos:

Estos corresponden al contexto económico y político en la que se desarrolla y afecta a las empresas cotizadas directamente:

  • Análisis macroeconómico: Se refiere a la situación general de la economía, sus fortalezas y debilidades. Esto lo podemos encontrar en las noticias económicas de los medios de comunicación y en los comunicados oficiales de los distintos organismos públicos. Sus efectos sobre las empresas cotizadas son inmediatos.
  • Producto Interior Bruto (PIB): Mide la producción de riqueza de un país durante un periodo determinado de tiempo, generalmente a lo largo de un año. Pese a que algunos analistas consideran que no es un dato completo para utilizar al analizar empresas cotizadas al no incluir elementos difíciles de cuantificar, como la economía sumergida, el PIB se mantiene como el indicador más utilizado para medir la salud de una economía. Pero debemos analizar el dato de trimestre a trimestre o anualmente. Mientras sea superior al 0%, el dato será positivo.
  • Tipos de interés: Es el precio que se tiene que pagar por el dinero prestado. El porcentaje o el tipo que los bancos privados pagan a los bancos centrales por prestarles dinero se llama base o tipo de interés nominal. Es el indicador macroeconómico que consultan los traders de largo plazo porque afectan a muchos ámbitos, desde la inflación al consumo. Si aumenta la divisa se revaloriza, sino se devalúa y eso repercute en su valor. También es utilizado para regular la inflación, Una bajada aumenta el consumo y una subida lo disminuye.
  • Euribor: Es el tipo medio de interés al que se prestan euros entre sí los principales bancos europeos. Existen 5 tipos de interés Euribor, cada uno con un plazo de vigencia diferente (1 semana, un mes, 3 meses, 6 meses, 12 meses). El más importante es el anual, ya que este afecta el valor de las hipotecas.
  • Inflación: Hablamos de inflación cuando aumentan los precios de los bienes y servicios. Se calcula a partir del consumo medio de las familias, la llamada ‘cesta de la compra’, teniendo más peso algunos artículos que otros, por ejemplo, el precio de la electricidad por encima del precio del azúcar. Para una economía desarrollada se busca una inflación del 2%, mientras que para las economías en desarrollo se espera no mayor al 7%.
  • Deflación: En este caso el valor del dinero aumenta, mientras que los bienes y servicios se vuelven más baratos. La deflación es mucho más peligrosa que la inflación para una economía, aunque es más difícil que se produzca. Esta afecta negativamente a la actividad, al empleo y provoca aumentos de los tipos de interés, lo que perjudica a la demanda y hace más lenta la recuperación de la economía.
  • Empleo: Los informes de empleo también son muy importantes. Si el porcentaje de población que no tiene empleo es muy elevado, el consumo se resentirá notablemente y aumentará el número de personas dependientes de ayudas públicas. Si una economía evoluciona favorablemente, creará empleo y fomentará el consumo y el dinero, por tanto, circulará. El más importante es la Nómina no Agrícola (NFP) que regula el total de trabajadores asalariados de Estados Unidos.

Análisis sectorial:

Existen varios factores al momento de analizar el sector donde pertenecen las empresas cotizadas en la que queremos invertir, pero podemos destacar estos tres:

  • Entorno regulatorio: Las políticas de los distintos gobiernos en el ámbito económico son determinantes a la hora de que los inversores mantengan su confianza. Si hablamos del sector automovilístico y el Gobierno quiere penalizar el diésel, el sector puede resentirse.
  • Potencial de crecimiento: ¿Es un sector que tiene todavía potencial de crecimiento? ¿Es un sector nuevo?.
  • Principales amenazas y oportunidades de la industria a la que pertenece la empresa

Análisis fundamental de las empresas cotizadas:

Aquí ya nos vamos a centrar en los números puros y duros de las empresas cotizadas. Es donde podemos afirmar o desmentir si el valor de la empresa en el mercado corresponde o no a la realidad de la empresa. Para ello nos valemos de los resultados empresariales que brindan trimestre a trimestre y anualmente teniendo en cuenta estos:

  • Ingresos: Las ganancias obtenidas.
  • Ebitda: Es el beneficio bruto de explotación antes de impuestos, intereses, amortizaciones. Con el podemos medir el flujo de caja de una empresa.
  • Beneficio neto: Es el resultado que obtenemos tras restar los distintos costes de las empresas cotizadas.
  • Deuda: La deuda es inevitable en cualquier empresa pero si esta es superior a sus ingresos es porque tiene grandes problemas de viabilidad.
  • Beneficio por acción: Mide la rentabilidad de la acción. Se calcula dividiendo el beneficio neto entre el número de acciones de la empresa.
  • ROE – Return on Equity: Es la rentabilidad sobre recursos propios y se calcula dividiendo el beneficio neto entre los fondos propios. Es la capacidad que tiene la empresa de generar rendimiento a sus accionistas. Si las empresas cotizadas tienen un ROE del 12% significa que por cada 100 euros, recibe 12 de ganancias.
  • ROA (Return On Assets) o ROI (rentabilidad sobre inversiones): Calcula la rentabilidad de los activos de una empresa. Divide el Ebitda entre los activos totales y lo multiplica por 100.
  • Rentabilidad por dividendo: Es la diferencia entre el coste de nuestra inversión en acciones y lo que recuperamos gracias al cobro del dividendo. Para calcular tenemos que dividir el valor del dividendo que se cobra por acción entre el precio al que cotiza en el mercado y se multiplica por 100.
  • PER (Ratio Precio) / Beneficio (Price-To-Earnings): Este indicador compara el precio de las acciones de una compañía con las ganancias que registra en un periodo determinado de tiempo. Se calcula dividiendo el precio actual de una acción entre el BPA. Si es bajo, las acciones podrían estar infravaloradas.
  • EV/EBITDA: Compara el valor de una empresa (Enterprise Value) con los beneficios brutos antes de intereses, impuestos y amortizaciones. Para calcularlo se tiene en cuenta la capitalización de mercado, el número de acciones en circulación, el precio de la acción y la deuda.
  • Ratio Valor Contable (Price to Book Value o PVC): Se utiliza para medir el precio de las acciones de una empresa en relación a su valor en libros, es decir, el valor de sus activos menos los pasivos, dividido por la cantidad total de acciones emitidas.
  • Precio/Beneficio a Crecimiento (PEG, Price/Earnings To Growth): Compara el PER con el crecimiento futuro esperado para la compañía, normalmente para los próximos cinco años. Para calcularlo se divide el PER entre la tasa estimada de crecimiento anual del beneficio por acción.
  • Pay out: Refleja el porcentaje de los beneficios que las empresas cotizadas dedican a retribuir a sus accionistas en forma de dividendos. Cuanto más elevado es, mayor retribución ofrece a sus accionistas. Es un indicador a tener en cuenta cuando hacemos el análisis fundamental de una empresa.
  • Cash flow (Flujo de caja o tesorería): Hace referencia a la capacidad de una empresa de generar liquidez para hacer frente a sus pagos. Se calcula sumando el beneficio neto, las provisiones y las amortizaciones.
  • Ratio SOTP: Se trata de un proceso de valoración que usamos si la empresa donde queremos invertir pertenece a un holding. Este nos indica cuánto valdrían si fueran escindidas o vendidas a otra empresa.

Como veis, invertir en las empresas cotizadas es más que ver si el precio sube o baja, debemos fundamentar porque lo hace para invertir responsablemente.

 

Leave A Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *