abstract-beach-bright-clouds-301599

Day Trading: saca rédito al mercado durante el día

Seguro que habrás escuchado hablar de Day Trading. Una modalidad de trading que te permite abrir y cerrar posiciones durante el día para irte a dormir tranquilo.

Day Trading: saca rédito al mercado durante el día

El Day Trading es una de las modalidades más rápidas que podréis encontrar para trabajar en los mercados financieros. Lo único que tenéis que hacer es buscar operaciones que no duren más de 24hs y que os den ganancias claro está.

Es un método prácticamente para quien desea especular, así que si te interesa algo más a largo plazo esta no sería la mejor opción. Puedes operar en cualquier tipo de activo y necesitas de un apalancamiento importante para que te sea rentable, por lo que si eres un novato no será la mejor forma de empezar.

Uno de los beneficios es que no te deberás preocupar por costes de financiación o tarifas nocturnas, estas últimas suelen ser bastante altas.

Otro punto a tener en cuenta es que deberás tener el tiempo suficiente para poder estar frente al ordenador. Ya sean unas horas, por la mañana o por la tarde para buscar las oportunidades que os presente el mercado. Por lo que si tienes poco tiempo no sería recomendable.

Las noticias políticas y económicas serán otros de los factores que afectarán tu operativa, ya que el trader especulador buscar en estos eventos posibilidades de inversión. Una reunión de la FED o el BCE empujará hacia un lado o hacia el otro al EURUSD y deberás estar ahí para encontrar el momento adecuado para entrar y salir cuando el mercado te ofrezca la oportunidad.

Hay dos puntos claves en el Day Trading, la liquidez y volatilidad:

  • Liquidez: Al ser operaciones rápidas es necesario que cuentes con la suficiente liquidez en el mercado para poder mover tus posiciones con un precio óptimo. Durante el día es más fácil encontrar liquidez que durante la noche.
  • Volatilidad: La volatilidad será el precio esperado para entrar en el mercado. Mientras más alta sea, mayores serán las posibilidades de beneficio y de riesgo, todo hay que decirlo.

Con estos dos últimos puntos ya os habréis dado cuenta que no es una operativa para un novato, sino para alguien que ya cuenta con cierta experiencia y dispone del tiempo necesario. Vamos que si quieres operar unas horas lo más probable es que termines perdiendo todo tu dinero.

Una estrategia de Day Trading deberá tener en cuenta los siguientes parámetros:

  • Identificación de entradas: Aquí entra de lleno tu plan de trading y el buen hacer de un trader. Al ser una operativa más arriesgada deberás analizar al extremo cada posible entrada. Ya que operas solo de día puedes aprovechar las últimas horas para echarle un vistazo al mercado y evaluar lo que podría ofrecerte el próximo día.
  • Precio objetivo: Lo dicho antes, si habéis hecho vuestro plan de trading seguramente sabréis cuando entrar y salir del mercado.
  • Stop Loss: Nunca pero nunca entres al mercado sin marcar una salida del mercado. Recordad que se os puede dar vuelta en cuestión de segundos y si no lo habéis marcado correrá riesgo todo lo hecho durante el día.
  • Probabilidades: ¿Qué probabilidades hay de que la operativa propuesta se exitosa?. Al ser un trading rápido recuerda evaluar este punto para no abrir operaciones que terminen en pérdidas. Operar durante una reunión de un banco central puede darte beneficios solo si realmente existe la posibilidad de que tu posición, en corto o en largo, sea realmente posible.

Como veis, todas las modalidades de trading os pueden ofrecer el éxito y la rentabilidad, solo basta escoger la correcta a tu disponibilidad y conocimiento.

 

Leave A Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *