adicción al trading

Adicción al trading y capital insuficiente: ¡ten cuidado!

Para operar correctamente en trading tener un capital insuficiente será un gran muro, así como tener una adicción al trading. ¡Ten cuidado!.

Adicción al trading y capital insuficiente: ¡ten cuidado!

¿Tienes el capital suficiente?

Una de las grandes preguntas al momento de operar es cuanto dinero necesito para empezar, pero para empezar a ser rentable. Cabe esta aclaración porque muchos creen que esto es muy simple y no es así. Lleva su tiempo y de disponer de un capital mínimo inicial para poder empezar a construir nuestro patrimonio.

Los expertos recomiendan que deberías disponer para ver las ganancias de aquí a un año unos 6000 o 10000 euros aproximadamente. Por lo que si te encuentras con el típico anuncia de “duplica 500 por 10 en 5 días” huye raudamente. Porque ese es el clásico anuncio de los chiringuitos financieros. No existe el dinero fácil ni rápido, solo el dinero bien invertido. Por eso es importante de que te armes con un buen capital y mucha pero mucha paciencia. Porque si esperas a ver ganancias en una semana te llevarás una gran decepción.

Recuerda que en el trading se gana o se pierde y la rentabilidad es el sano equilibrio entre maximizar las ganancias y minimizar las pérdidas en el largo plazo. Porque el mercado puede darte mucho, pero también quitarte todo en segundos. Recordad nunca operar más del 1% de vuestro capital en cada operativa y utilizar sabiamente el apalancamiento. Por cierto, siempre sigue tu plan de trading.

La adicción:

Como cuando conoces algo nuevo y te emocionas no. Te encanta y si pudieras lo harías todos los días. Cuando sientas que esas emociones te están llevando en el trading pon en pausa tu trabajo como trader. Porque uno de los grandes errores que puede cometer un novato es confiarse demasiado y transformar esto en una especie de casino, pues como cuando alguien sufre adicción al juego. Pones todo, absolutamente todo tu dinero sin un plan de trading y sin medir las consecuencias. Operas de día y noche, en el trabajo, mientras almuerzas, cuando vas a buscar a tus hijos o cuando estás esperando a tus amigos. Solo abres y cierras, o te cierran las posiciones sin ton ni son. Te frustras pero no te detienes, es como que algo se ha apoderado de ti y no puedes dejar de “operar”. Pero lo estás haciendo fatal porque estás poniendo en riesgo todo tu dinero. Tu no puedes controlar el mercado, nadie puede. Lo que si puedes controlar es como te enfrentas al mismo.

Cuando sientas que esto más que un trabajo bien hecho se ha transformado en una obsesión detente, respira, piensa y evalúa lo que has estado haciendo. Reconoce que esto se ha transformado en una adicción antes de que sea demasiado tarde.

Ojo, que un capital insuficiente se puede combinar con una adicción: un mezcla fatal para tu bolsillo.

Leave A Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *